subscribe: Posts | Comments

Exfuncionario reconoce omitir atención a laudos.

0 comments

– Desde 2014 tenía conocimiento pero no los resolvió como Jefe de la Unidad de Asuntos Jurídicos

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, a 9 de octubre.- Eduardo Cernuda Hernández, ex Director de la Unidad de Asuntos Jurídicos del Centro Estatal de Control de Confianza Certificado (C3), en conferencia de prensa reconoció haber omitido la atención y resolución de laudos laborales como máximo responsable en esta dependencia.

En un hotel ubicado al poniente de la capital chiapaneca, aceptó que tenía conocimiento de estos casos, pero ante la falta de probidad y honradez no actuó en consecuencia de los mismos, acrecentando el monto de los laudos, que en su momento fueron de tres millones de pesos y que ahora son de aproximadamente 40 millones, quebrantando el erario de la dependencia por dicha cantidad.

Sostuvo que desde 2013, año en que entró a laborar al C3 tuvo conocimiento de los laudos laborales, pero no actuó para resolverlos, situación que como Director de la Unidad de Asuntos Jurídicos debió atender conforme a sus responsabilidades.

“Al principio atendimos las demandas a tres poligrafistas, que son los laudos que tiene la dependencia hasta ahorita”, lo que dejó entrever que el ex funcionario estatal tuvo conocimiento de los casos pero por falta de compromiso y probidad laboral, no subsanó.

Tras cuestionarle sobre el nepotismo que aplicó como Director de Unidad, al meter a trabajar específicamente a una persona con la que se le comprobó tener nexos sentimentales, refirió que cualquier persona puede entrar a laborar, pero no admitió haber ayudado a esta persona para que ingresara al C3.

Nervioso y aturdido ante varias preguntas realizadas por los  integrantes de los medios de comunicación asistentes, se limitó a justificar su actuar ante supuestas presiones, aunque reconoció haber sido denunciado ante la Secretaría de la Contraloría General.

Es importante mencionar que Cernuda Hernández ya había sido exhibido por despidos injustificados del personal de confianza del C3 para luego convencerlos de que demandaran a la institución y pedirles más de la mitad de lo que éstos recibían por concepto de indemnización, motivo por el cual fue despedido y sujeto de una investigación por corrupción al interior de la dependencia.

Sobre estas imputaciones, el ex funcionario negó haber presionado a trabajadores, pero los mismos fueron quienes lo denunciaron ante las autoridades de la dependencia, la cual, con pruebas, optó por pedirle la renuncia, misma que él firmó, aceptando los hechos.

En un hecho inverosímil, ahora Cernuda Hernández quiso deslindarse por actos de corrupción que sí cometió y que ahora quiere voltear la situación haciéndose la víctima denunciando ante autoridades estatales supuestas calumnias y amenazas en su contra.

La falta de probidad y honradez lo llevaron a renunciar como Director de la Unidad de Asuntos Jurídicos del Centro Estatal de Control de Confianza Certificado, además de ser un corrupto que ahora ya no puede obtener beneficios personales y mucho menos económicos.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *